Fendrik, los Dardenne y mucho cine europeo

21 mayo 2009

por Gerónimo Elortegui

Días de mucho cine. Primero dos estrenos de las últimas semanas, “El silencio de Lorna” (“Le silence de Lorna”) de Jean-Pierre y Luc Dardenne y la segunda película de Pablo Fendrik “La sangre brota”. La primera es la obra más floja de los dos hermanos belgas de los últimos años. “Lorna” posee muy buenas actuaciones y un muy buen ritmo, pero el guión tiene puntos muy débiles y se vuelve previsible.

Lo contrario sucede en la película de Fendrik, que en su intención de mostrar “lo extraño” integrado a la realidad cotidiana, comete algunos excesos con sus vueltas argumentales. En este caso también bien actuada y dirigida por uno de los nuevos talentos reales del cine argentino. Me olvidaba, la primera va de una chica utilizada para ganar dinero por unos estafadores y la segunda de un padre, su hijo y un entorno viciado y violento.

"Stesti"

En la Alianza Francesa está la Sexta Muestra de Cine Europeo (gratis, con una sola proyección por filme) y se pudieron ver algunas cosas interesantes. “Stesti”, del casi desconocido realizador checo Bohdan Sláma ha sido hasta ahora el punto más alto. Sin pretensiones y armando con soltura un muestrario de comportamientos humanos, consigue una historia realista e inteligente con buenos recursos y un destacado elenco que da vida a dsímiles caracteres.

“Risto rappaaja” (de la finlandesa Mari Rantasila) y “Wer fruher stirbt ist langer tot” (del alemán Marcus Rosenmuller), son dos efectivas comedias, una colorida y la otra de humor un poco más oscuro, con niños como protagonistas y mucha música de fondo. Pero la mejor en el género hasta el momento a resultado la coral y romántica “Alles is liefde” del holandés Joran Lursen, en la que un grupo de parejas viven con dudas continuas sus relaciones. Bien llevada, aunque con un final que puede resultar extremadamente mpalagoso.

Dos dramas. Uno lituano y psicológico y el otro rumano y carcelario con dos protagonistas femeninas en problemas, una por el trauma que le provoca el suicidio de su padre y la otra por sus ideas contra el régimen comunista rumano. El primero, “Kolekcionere” resulta bien realizado pero bastante superfial en el desarrollo del conflicto principal y el segundo, “Binecuvantata fii inchisoare”, un poco más efectivo -sobre todo tratándose de una historia real- consiguiendo momentos de lograda intensidad, aunque sin poder disimular cierto aire televisivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: