“Marlene”

10 marzo 2010

por Gerónimo Elortegui

Un actor entrevista a una actriz. No cualquier actor, ya que él es el talentoso y poco aprovechado Maximilian Schell. Tampoco ella una actriz cualquiera, sino que nada más y nada menos que la legendaria, exquisita y fascinante Marlene Dietrich. Schell emprende la tarea de realizar un documental partiendo de lo único que consiguió de la esquiva diva, su voz. Es que Dietrich detestaba las entrevistas y también hablar de su vida privada. Y el resultado no defrauda. La voz de esta grandísima figura del séptimo arte se hace dueña del filme y lo eleva a la categoría de indispensable.

Se la escucha distante, esquiva, hablando sólo de lo que desea y evitando las preguntas que considera fuera de lugar. Así nos enteramos, entre otros asuntos, que no le gustó trabajar con un estructurado Fritz Lang y que admiró al grandísimo Orson Welles (sentimientos que sospecho, yo hubiera compartido). Schell arma un lugar que se semeja al departamento de Dietrich que el conoció y ella no mostró, logrando así un efecto de reconstrucción y en otros momentos un aspecto fantasmal que ayudan al relato y funcionan muy bien combinados con diferentes imágenes de archivo.

Dirección: Maximilan Schell. Guión: Meir Dohnal, Maximilian Schell. Con: Marlene Dietrich, Maximilian Schell. 1984.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: