Cine europeo por cuatro

19 mayo 2010

por Gerónimo Elortegui

Del ciclo que se desarrolló por estos días en la Alianza Francesa de Buenos Aires y por orden de visionado.

De Finlandia “Kielletty hedelmä” (“Fruta prohibida”, 2009) de Dome Karukoski con Marjut Maristo y Amanda Pilke. Un drama logrado sobre un par de chicas que se apartan de su estricta y cerrada comunidad religiosa para conocer por sí mismas el mundo hostil que les pintan allí. Sin moralismos baratos que hubiesen estropeado el planteamiento y logrando paralelismos con la vida de cualquier adolescente considerado normal, el filme tiene momentos de verdadera emoción y dos actuaciones protagónicas para destacar.

“Det som ingen ved” (“Lo que nadie sabe”, 2008), un filme del danés Soren Kragh-Jacobsen no escapa de los lineamientos de lo que se puede denominar una película de suspenso predecible. Lo malo es que las pretenciones eran más y este trabajo de este realizador integrante del Dogma a finales de  los noventa solo consigue un módico entretenimiento. El elenco está colmado de estrellas como Marie Bonnevie, Ghita Norby, Lars Mikkelsen y Anders W. Berthelsen que se destaca en el rol del hijo rebelde de una familia importante que descubre un peligroso secreto.

Feliks Falk dirige la polaca “Enen” (2009) en la que un psicólogo -un muy natural Borys Szyc- se compromete a sacar adelante a un paciente -Grzegorz Wolf, en una actuación plena de matices- del que nada se sabe y que ha sido abandonado en un hospital. Este punto de partida es utilizado por Falk para hablar sobre lo poco habitual que resulta la verdadera preocupación por la atención de cualquier individuo en una institución y, también, de los prejuicios u oportunidades de recuperación que se les brindan. Un filme que consigue mantener el interés co-escrito por Agniezska Holland.

Y finalmente “Kings” (2007) de Tom Collins es el filme presentado por Irlanda. Argumento trillado: un reencuentro de amigos para un funeral saca a a la luz  conflictos  latentes. Resultados bastante pobres. Los diálogos y las situaciones dramáticas adaptadas por el realizador de una obra tetral de Jimmy Murphy se desarrollan sin vuelo alguno, aunque hay un buen trabajo de cámaras  del mismo Collins y logradas actuaciones de Colm Meaney, y los menos conocidos Donal O’Kelly, Brendan Conroy, Donncha Crowley, Barry Barnes, Seán Ó Tarpaigh y Peadar O’Treasaigh.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: